Por Carlos Alberto Aguilar Meza

De manera general, existen múltiples consideraciones para que un contrato de concesión funcione adecuadamente. Comentamos que una buena Legislación es la base para dar el marco adecuado a las APPs.

Un adecuado diseño del Contrato bajo cuatro principios básicos: servicio público, calidad del servicio, adecuada asignación de riesgos y un buen sistema de regulación frente al monopolio natural. El diseño de los contratos debe tomar en consideración de manera permanente, las lecciones aprendidas.

a) Una adecuada Institucionalidad para organizar, procesar, facilitar, fiscalizar y retroalimentar todo el proceso de las APPs: licitación, firma de contrato, ejecución, control y cierre. Esta adecuada institucionalidad debe contar con Profesionales altamente capacitados y probadamente experimentados en las materias de los contratos: PROINVERSION, OSITRAN, MTC y Contraloría General de la Republica.

b) Es evidente que estas tres consideraciones no evitarán que los contratos se renegocien, pero si facilitará que el contrato se ejecute adecuadamente.

c) La experiencia de México ha determinado que para que los Contratos bajo la modalidad de APP funcionen, tienen que cumplir dos elementos esenciales:

  1. Que todas la áreas y bienes que se vayan a entregar a la concesión, deben estar debidamente inventariadas y saneadas, previo a la licitación y
  2. Que los proyectos a concesionar tengan un Estudio Definitivo de Ingeniería y un Estudio de Impacto Ambiental, aprobados por las entidades correspondientes. Ambos estudios deben ser refrendados por los postores a la licitación.

Por lo general, todos los contratos cuentan con diversos mecanismos de negociación, es el caso del Trato Directo.

Las adendas, como un mecanismo de negociación o renegociación, en cualquier circunstancia, contribuyen a mejorar, optimizar o modificar los contratos. Esta afirmación se fundamenta en el Informe que OSITRAN elaboro sobre la base de todas las adendas tramitadas…es evidente que los contratos originalmente diseñados y suscritos, no pueden contemplar todos los aspectos de manera absoluta, para toda la vida útil del contrato.

Finalmente, si partimos que las Adendas son negociadas, coordinadas y concordadas por ambas partes, es evidente que su formulación y posterior aprobación, contribuyen al mejor desarrollo de los contratos.